Esté alerta ante cinco asuntos emergentes sobre celulares

Consumer Action advierte que estas trampas pueden resultar costosas para los consumidores en esta economía difícil

Contact: .(JavaScript must be enabled to view this email address) 202-544-3088; .(JavaScript must be enabled to view this email address) 415-777-9648

(Para leer este comunicado de prensa en inglés, haga click aquí. Para escuchar el audio de esta conferencia de prensa, haga click aquí.)

Ya afectados por la recesión, los consumidores que se encuentran atrapados en un contrato por servicio de celular no recibirán demasiado alivio en los precios en el 2009, y hasta podrían perjudicarse por cargos y multas difíciles de entender y revelados de manera inadecuada, según afirmó Consumer Action, una organización del consumidor nacional con oficinas en San Francisco, Washington, D.C., y Los Ángeles.

En el día de hoy, Consumer Action destacó los “5 asuntos emergentes sobre telefonía celular en el 2009”.

Ken McEldowney, director ejecutivo de Consumer Action, dijo: “A medida que más y más consumidores de los Estados Unidos optan por usar teléfonos celulares, cada vez se ven con más claridad los costos y trampas relacionados con los teléfonos celulares por contrato. En este año nuevo, los consumidores preocupados por la presión que la recesión ha generado en sus trabajos y sus bolsillos tienen que ser más cuidadosos que nunca para evitar pagar más de lo necesario por el servicio de telefonía celular.”

Sol Carbonell, asociada, prioridades nacionales, Consumer Action, dijo: “Las preguntas y quejas con respecto a teléfonos celulares son un tema actual y de suma importancia tanto para los consumidores como para las organizaciones comunitarias que los representan. Si bien ha habido un progreso muy limitado en algunos temas relacionados con la facturación y revelación de información en lo referente a contratos de telefonía celular, todavía existen muchos problemas que continuarán confundiendo y engañando a los consumidores en el 2009. Nuestra meta de hoy es poder sacar a la luz los problemas de los cuales se tiene el menor conocimiento.”

Los cinco asuntos emergentes en telefonía celular para estar alerta en el 2009.

  1. Continuación de recargos por cancelar el contrato con anticipación, con sólo poco alivio para algunos consumidores. Al enfrentarse con la ira del consumidor, un sin fin de demandas y retrasos en las cortes judiciales y el riesgo de una regulación a nivel federal más fuerte, las compañías de servicios celulares más grandes en Estados Unidos se han visto obligadas a ceder un poco en las cargos por cancelación del contrato con anticipación (early termination fees, ETFs, siglas en inglés). Estos cargos varían entre $150 a $200. A fines del año pasado, Sprint por fin se acopló a otras de las principales compañías, incluyendo Verizon, AT&T y T-Mobile, y estableció el prorrateo de las multas por cancelación anticipada o ETFs. (En julio de 2008, el tribunal de California ordenó a Sprint que pagara $73 millones a raíz de sus prácticas relacionadas con la cancelación anticipada. En noviembre de 2008 se presentó una demanda colectiva por $1.2 miles de millones que busca obtener reembolsos de las ETFs cobradas por Sprint.) ¿Cuánto alivio pueden en realidad esperar los consumidores en lo referente a los cargos onerosos de ETF? Verdaderamente la mayoría de los planes con prorrateo proveen poco alivio dentro del primer año del contrato. En uno de estos planes, no existe ningún tipo de reducción durante los primeros seis meses y la multa por ETF sólo disminuye $10 cada mes luego de estos seis meses. En el plan que ofrece otro proveedor, los ahorros por ETF sólo comienzan dentro de los últimos seis meses antes que se venza el contrato. Si bien esto puede ayudar a algunos consumidores que decidieron cambiarse casi ya al finalizar su contrato, muchos consumidores todavía tendrán que pagar una gran parte o la totalidad de la multa por ETF…o se verán obligados a mantener el contrato y quedarse con un proveedor que no pueden abandonar.
  2. Pocos cambios en cargos por sobrepaso de minutos de hasta 45 centavos por minuto. En lo que se refiere a la mínima revelación de datos al consumidor, los contratos por servicios de telefonía celular van mucho más allá de los cajeros automáticos de los bancos. Si usted no tiene un plan caro de llamadas ilimitadas, considere lo que tiene que pagar cuando se excede de los minutos que su plan proporciona y sobrepasa el límite establecido en su contrato de teléfono celular. Según un informe, por cada minuto que sobrepasa este límite en su plan, AT&T Cingular cobra hasta 45 centavos por minuto, Verizon cobra 40 centavos por minuto y Sprint cobra también hasta 40 centavos por minuto. Usted podría evitar este problema si utiliza el servicio gratuito “Over My Minutes” (http://overmyminutes.com) para que se le envíen alertas cuando se está acercando al límite mensual que establece su plan de teléfono celular.
  3. Un incremento en las extensiones obligatorias de los contratos de telefonía celular a medida que más adolescentes y preadolescentes utilizan teléfonos celulares. El uso de teléfonos celulares por los adolescentes y preadolescentes continúa incrementándose. Esto significa que, inevitablemente, los padres tendrán que reemplazar más teléfonos que se pierden o se rompen. Muchos consumidores se dan cuenta demasiado tarde de que existe una trampa cuando uno intenta reemplazar un teléfono que se perdió o rompió: el contrato puede comenzar de nuevo en ese teléfono, incluso cuando uno ha estado pagando a tiempo todos los meses el seguro de reemplazo. (Algunos expertos han sugerido que los niños deben usar planes de teléfonos celulares prepagados para evitar el riesgo de pagar más como resultado de haber perdido o roto el teléfono celular.) Otra alternativa es comprar un teléfono barato, desbloqueado y cambiar la tarjeta SIM del teléfono roto al nuevo sin reportarlo a la compañía que provee el servicio de telefonía celular.
  4. Un contragolpe ante los cargos exorbitantes por enviar mensajes de texto. Este problema es tan significativo que el Senador del estado de Wisconsin Herb Kohl, un miembro esencial del Comité Judicial del Senado, a fines del 2008 solicitó a los proveedores de telefonía celular más grandes de esta nación que expliquen los “bruscos y significativos cargos en aumento” que éstos cobran cuando un cliente envía o recibe un mensaje de texto. En las cartas enviadas a Verizon Wireless, AT&T Inc., Sprint Nextel Corp. y T-Mobile, el senador Kohl indicó que muchos consumidores están pagando más de 20 centavos por mensaje, lo que implica un aumento de 10 centavos desde el 2005. Este aumento, dijo el senador, “no aparenta tener justificación alguna por el incremento de los costos de enviar mensajes de texto”, que son pequeños archivos de datos que a los proveedores no les cuesta mucho transmitir. Kohl indicó que está preocupado en especial por el hecho de que todas las cuatro compañías adoptaron lo que aparentan ser aumentos de precios idénticos y más o menos al mismo tiempo. “Esta conducta no coincide en absoluto con la competición feraz de precios que tendría que existir en un mercado competitivo”, escribió el senador.
  5. Un alejamiento de las tarjetas telefónicas internacionales plagadas de estafas. Tal como ha sido documentado por el Comité de Comercio del Senado de los Estados Unidos y otros, el abuso y el fraude son una epidemia en lo referente a las tarjetas telefónicas, en especial aquellas dirigidas a los nuevos inmigrantes que llegan a los Estados Unidos. Si la tarjeta llega a funcionar, puede hacerlo únicamente por una fracción del tiempo que se ha prometido. (El Comité del Senado descubrió que la tarjeta promedio solamente permite utilizar el 50 por ciento del valor en minutos que promete.) Un problema con estas tarjetas es que los cargos no son revelados o se encuentran desglosados en letra extremadamente pequeña en el reverso de la tarjeta. De hecho, algunas tarjetas publican avisos en español, pero la información revelada al consumidor está en inglés. Otra tarjeta que solamente valía $2 cobraba una tarifa de 99 centavos cada vez que uno cuelga. Otras tarjetas facturan sólo en incrementos de 3 o 4 minutos, aún cuando la llamada dura sólo unos pocos segundos. Dados los extensos problemas con las tarjetas telefónicas, es muy probable que muchos inmigrantes que no hayan establecido suficiente crédito opten por utilizar teléfonos prepagados con algún tipo de arreglo para hacer llamadas internacionales.

Consumer Action desea agradecer a TracFone por su asistencia en hacer que este evento sea posible.

Sobre Consumer Action

Consumer Action es una organización sin fines de lucro de educación y defensa al consumidor fundada en San Francisco en 1971. También tiene oficinas en Washington, D.C., y Los Ángeles, CA. Durante más de tres décadas, Consumer Action ha brindado asistencia a nivel nacional defendiendo los derechos de los consumidores, remitiendo a consumidores a las agencias apropiadas que manejan quejas a través de su línea gratuita de asistencia, publicando materiales educativos en chino, coreano, español, inglés, vietnamita y otros idiomas, defendiendo a los consumidores a través de los medios y ante representantes legislativos, y comparando precios en tarjetas de crédito, cuentas bancarias y servicios telefónicos.

 

Tags/Keywords

spanish press release


 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer
Facebook FTwitter T

Consumer Help Desk

Advocacy