View mobile-friendly version

Families and Credit Cards (Spanish)

Familias y Tarjetas de Crédito

Este folleto educativo está diseñado para padres que están evaluando si darle a sus hijos tarjetas de crédito. Los temas que se tratan incluyen los jóvenes y las tarjetas de crédito, cómo agregar a otra persona a su cuenta, normas para titulares secundarios, opciones de pagos para los niños cuando están de viaje y cómo ayudar a la gente joven a entender la importancia del buen crédito.

Families and Credit Cards (Spanish)

Publication Series

Download File

Families and Credit Cards (Spanish)
File Name: CC_Families_2010_Sp.pdf
File Size: 0.7MB

Order Publication

Languages Available

Table of Contents

Introducción

Por lo general, los más indicados para educar a sus hijos sobre el crédito son los padres, y cuanto antes mejor, porque hasta los niños más jóvenes pueden utilizar tarjetas de crédito.

Muchos padres consideran que con una tarjeta de crédito les están dando a sus hijos las bases para manejar el crédito de forma adecuada toda la vida. Sin embargo, una mala decisión en este campo los puede perseguir durante muchos años.

Las charlas que usted tenga con sus hijos desde chicos sobre el uso prudente del crédito pueden ayudarlos a evitar problemas cuando sean adultos, y a sacarle mayor provecho al crédito.

Su decisión

¿Debe darle una tarjeta de crédito a su hijo? Esa decisión sólo pueden tomarla los padres.

Considere edad, madurez, requisitos diarios y estilo de gastos de su familia.
Aunque hasta los más pequeños pueden tener una tarjeta de crédito, muchos padres posponen la decisión hasta que llegan a adolescentes.

Pregúntese:

  • ¿Me parece bien que mi hijo tenga una tarjeta de crédito?
  • ¿Para qué va a utilizarla?
Por ejemplo:
• Una tarjeta de crédito podría resultar útil en caso de emergencia.
• Si su hijo sale de excursión con la escuela, la puede usar para pagar el almuerzo.
• Si a su hijo le gusta comprarse la ropa él mismo, lo puede dejar ir de compras solo.
  • ¿Mi hijo es lo suficientemente responsable como para controlarse usando la tarjeta de crédito?
  • ¿Ayudaría a inculcarle responsabilidad financiera que le diera una tarjeta de crédito?

Si decide darle una tarjeta de crédito a su hijo, es importante que comprenda la forma en que se emiten a menores.

Los menores y las tarjetas de crédito

La mayoría de las compañías no le emiten tarjetas de crédito a un menor ya que los niños no pueden participar en contratos legales. Los padres que desean que sus hijos tengan una tarjeta de crédito las pueden obtener conectándola a su cuenta. El menor que recibe la tarjeta de crédito es un titular adicional, usuario autorizado o titular de cuenta secundario.

El único responsable por efectuar los pagos es el titular principal y si no paga, su historial de crédito se verá afectado de forma negativa. Dependiendo de la compañía que emite la tarjeta, el crédito del titular adicional también puede sufrir.

Titulares adicionales

Las normas para tarjetas de crédito a titulares adicionales varían según la compañía emisora:

  • Edad mínima.Algunas compañías requieren que los titulares secundarios tengan cierta edad mínima mientras que otras no establecen edad límite.
  • Números de cuenta.Dependiendo del emisor, los titulares secundarios podrían recibir una tarjeta con el mismo número de cuenta del titular principal, o con un número diferente. Un número distinto puede resultar beneficioso en caso de robo o pérdida de la tarjeta.
  • Facturas.Dependiendo de la compañía emisora, en la factura los cargos pueden o no estar agrupados por titular. Cuando las operaciones aparecen en secciones aparte en el estado de cuenta, es más fácil llevar el control de gastos.
  • Informes crediticios. La mayoría de las compañías reportan el historial de pago del titular en el informe de crédito del titular secundario. Algunas pocas no lo hacen si el titular adicional es menor de 18 años de edad.
  • Responsabilidad. La mayoría de las compañías que emiten tarjetas de crédito no investigan el historial de crédito ni el nivel de ingresos del titular adicional. El titular principal acepta la responsabilidad por todas las compras y retiros en efectivo efectuados por el titular secundario.
  • Comercialización. Las prácticas que impactan a los titulares de cuentas secundarios varían según la empresa. Éstos podrían recibir ofertas de crédito si está reportando la información sobre el usuario a las empresas principales que suministran información sobre solvencia. Algunas compañías ocultan voluntariamente estos datos sobre las cuentas de menores para evitar que se les envíen ofertas de crédito.
  • Cobro de deudas. Si el titular principal no paga la tarjeta de crédito, los cobradores podrían comunicarse con el titular secundario pero no lo pueden hacer responsable por pagar la cuenta. La información negativa sobre el titular principal podría ser reportada bajo el nombre de los titulares secundarios. Algunas compañías no reportan los datos de un menor. Los titulares secundarios deben refutar la información sobre deudas por las que no son responsables y resistir la presión para pagar.

Cómo controlar el crédito y los gastos

Muchas empresas emisoras de tarjetas de crédito ofrecen controles y útiles para ayudarlo a administrar los gastos familiares.

Acceso por Internet. Instale el acceso por Internet a las tarjetas de crédito y cuentas bancarias para que usted y sus hijos puedan llevar el control de lo que gastan. Si conoce el saldo de la tarjeta, habrá menos posibilidad de pasarse del presupuesto, de que le impongan recargos por excederse al límite o de tener que pagar una cuenta excesiva al finalizar el ciclo de cuenta.

Estados de cuenta. Las tarjetas de crédito, de pago y de débito (y ciertas tarjetas prepagadas) preparan un listado de todas las compras en cada estado de cuenta mensual y muchas también le permiten llevar un control de sus gastos entre que recibe las facturas por medio de su cuenta en Internet. Algunas compañías ofrecen un estado de cuenta al finalizar el año en el que se enumeran todas las compras y la relación de pagos ilustrando en qué gastó el dinero. Ciertas compañías le permiten llevar el control de las operaciones por categoría en todas las tarjetas.

Alertas. Muchas compañías de tarjetas de crédito ofrecen alertas que le notifican cuando está por alcanzar el límite de crédito o cuando ya gastó cierta cantidad. También puede fijar recordatorios o notificaciones sobre fechas de vencimiento, pagos automáticos, saldos bajos, retiros o actividad fuera de lo normal. Las alertas las puede recibir por correo electrónico, teléfono, o asistente digital personal (PDA, por sus siglas en inglés).

Calculadoras financieras. Las calculadoras financieras por Internet son muy útiles como herramientas educativas interactivas. Demuéstreles a sus hijos cuánto tiempo toma pagar el saldo completo de una tarjeta o compare cuánto interés terminará debiendo según los términos del préstamo y su tasa de interés.

Tarjetas de pago. Hay quienes consideran que es más fácil de controlar una tarjeta cuyo saldo debe pagarse en total todos los meses. Como no tienen límite de gasto fijo podrían ser una buena opción para el viajero o la persona que está haciendo una compra importante.

Cómo encontrar un equilibrio

Para terminar de pagar un saldo de $1,000 en una tarjeta al 15% de interés con un pago mensual mínimo de 3% del saldo toma aproximadamente 106 meses (casi nueve años).

El interés puede sumarle $576 al saldo inicial de $1,000.

En cambio, si paga $40 por mes, toma menos de tres años terminar de pagarlo y le cuesta $206 de intereses.

Fuente: Bankrate

Crédito para jóvenes a partir de los 18 años

Para abrir una cuenta de tarjeta de crédito, los jóvenes de entre 18 y 21 años de edad deben demostrar que pueden efectuar los pagos, o tendrán que contar con un cosignatario. Los emisores permiten que las personas adultas con buen crédito sirvan de cosignatarios para los jóvenes.

Cuando sirve de cosignatario para una tarjeta de crédito o un préstamo, usted es el deudor legal. Si no se efectúan los pagos de la cuenta podría dañarse su historial de crédito.

Como cosignatario, usted debe dar su consentimiento por escrito antes de que al joven le aumenten el límite de crédito. Pídale al joven que comparta con usted la información sobre la cuenta para poder vigilarla y asegurar que se hagan los pagos. De esta forma limitara cualquier impacto negativo en su historial de crédito.

Alternativas a las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito no son el único método cómodo de pago con plástico:

Las tarjetas de pago las puede utilizar igual que una tarjeta de crédito aunque el saldo total se debe pagar todos los meses, lo que evita tener que pagar intereses y lo ayuda a controlar los gastos. A cambio de las tarjetas de crédito, con estas no se puede llevar un saldo de un mes al otro.

Las tarjetas de débito se parecen a las de crédito pero el dinero que gasta se retira de su cuenta de cheques (o cuenta corriente). Se pueden utilizar para comprar o retirar dinero en efectivo. Si esta opción le interesa, busque cuentas de cheques para jóvenes que ofrecen tarjetas de débito.

Las tarjetas prepagadas, también llamadas de valor almacenado, parecen tarjetas de crédito o débito pero contienen sólo el dinero que usted les deposita. Se pueden utilizar para retirar fondos en cajeros automáticos o para hacer compras en las tiendas que aceptan tarjetas de crédito.

Las tarjetas aseguradas son una manera de obtener historial de crédito cuando no se tiene. Están respaldadas con el dinero que usted deposita con el emisor. Si falla en los pagos, pierde el dinero depositado.

Consejos para los niños

  • Revisa con cuidado los estados de cuenta del banco y las facturas de las tarjetas de crédito. Refuta los cargos no autorizados dentro de un plazo de 60 días. Guarda los recibos y compáralos con los estados de cuenta.
  • No le prestes a nadie tu tarjeta de crédito, de pago, o de débito; podrías resultar responsable por compras de ellos.
  • Paga más del pago mínimo mensual; hasta unos pocos dólares más ayudan. Los pagos mínimos sólo harán que te tome más tiempo terminar de pagar el saldo y aumentan el interés que debas pagar.
  • Paga puntualmente, los pagos atrasados pueden hacer que aumente la tasa de interés y tienen un efecto negativo en tu historial de crédito.
  • Un historial de crédito dañado te puede afectar la vida. Te podría resultar difícil obtener un préstamo, un apartamento y hasta un empleo.

Los chicos de viaje

En las excursiones de la escuela, los viajes por Europa o las salidas de compras, los padres quieren que sus hijos tengan dinero suficiente.

Tarjetas de crédito, pago o débito. Se aceptan en muchas partes, se pueden usar para retirar efectivo y se las reemplaza con rapidez si se pierden o se las roban. Antes de un viaje, cerciórese de que los cajeros automáticos acepten el número de identificación personal que se le asignó. Adviértales a los jóvenes que no lo anoten en la tarjeta ni lo lleven en la billetera.

Tarjetas prepagadas. Varias compañías ofrecen tarjetas prepagadas para comprar o retirar dinero en los cajeros automáticos. Usted puede depositarles dinero una y otra vez usando su cuenta de banco o tarjeta de crédito. Antes de comprar una tarjeta prepagada de crédito para viajar, cerciórese de que el saldo pueda ser reembolsado si se la roban o la pierde.

Cheques de viajero. Para viajes largos, una opción puede ser el cheque de viajero. Pregunte a la compañía de la tarjeta de crédito o en el auto club si tienen alguna oferta especial para los cheques de viajero que ahora vienen en papel o tarjeta de plástico.

Gastos y ahorros

Deseos y necesidades. Una lección importante para los jóvenes que les ayuda a desarrollar buenas costumbres en el manejo de dinero y gastos es explicarles la diferencia entre el deseo y la necesidad.

Deseos son los artículos que quisiéramos comprar pero de los que podemos prescindir con facilidad, como un juego de video nuevo o un batido de fruta de $4. Las necesidades son aquellas sin las que no se puede vivir, como alimentos, vivienda y transportación al empleo.

Se puede ahorrar dinero no comprando ciertas cosas que se desean pero que realmente no se necesitan.

Fijando límites. Si sus hijos tienen tarjetas de crédito en su cuenta, pónganse de acuerdo sobre el límite que se puede gastar antes de dárselas. Considere pedirles a sus hijos que paguen ellos mismos los cargos, o tal vez por algunas compras especiales.

Charlas sobre el dinero. Existen muchas oportunidades para enseñarles a los niños sobre el dinero.

  • Déle una alcancía a los niños más chicos para que ahorren para ese juguete que desean. Así se dan cuenta que no siempre se puede conseguir lo que se quiere inmediatamente; hay que ahorrar para poder comprar.
  • Cuando va a la tienda, haga un juego de comparar precios pidiéndole a los niños que encuentren los productos que están en oferta.
  • La próxima vez que sus hijos insistan en comprar un artículo caro, hable con ellos sobre cuánto tiempo toma ganar el dinero para comprarlo.

Download File

Families and Credit Cards (Spanish)
File Name: CC_Families_2010_Sp.pdf
File Size: 0.7MB

For More Information

Este folleto fue creado en asociación por

Consumer Action

Información gratuita y consejos sobre cómo elegir y usar las tarjetas de crédito. Los asesores hablan inglés, español y chino. 415-777-9635 y 213-624-8327, teletipo: 415-777-9456; correo electrónico: .(JavaScript must be enabled to view this email address).

American Express

Para consejos sobre el uso de tarjetas de crédito, administración de dinero, protección contra el fraude, viajes, compras por Internet y mucho más, visite el sitio web de American Express. Haga clic en “About American Express” y luego en “Consumer Resources”.

Sponsors

American Express

Filed Under

Credit Cards   ♦  

Copyright

© 2007 –2014 Consumer Action. Rights Reserved.

 

Tags/Keywords

credit cards, money, money management, spanish, financial literacy, spending, teens, teenagers


Article Statistics

Article Viewed: 61882
Tracker Stats: 3220

 
 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer

Join Our Email List

Optional Member Code
Facebook FTwitter T

Consumer Help Desk

Advocacy