View mobile-friendly version

Preventing Credit Card Fraud (Spanish)

Cómo evitar el fraude con tarjetas de crédito

Aprenda a protegerse

Un folleto que describe cómo los delincuentes roban y usan los números de las tarjetas de crédito, y explica cómo evitar el fraude y qué debe hacer si su tarjeta ha sido robada.

Preventing Credit Card Fraud (Spanish)

Publication Series

  • This publication is not currently associated with any training series.

Availability

  • Web Version Only

Languages Available

Table of Contents

¿Le daría las llaves de su casa a un desconocido?

Claro que no – si le interesa la protección y la seguridad de sus pertenencias.

Proteja de la misma forma sus tarjetas de crédito o el número de las mismas. Un ladrón con el número y fecha de vencimiento de su tarjeta de crédito puede cargar miles de dólares en pocos minutos.

Anualmente,el fraude por tarjetas de crédito cuesta a las empresas miles de millones de dólares, pérdidas enormes que todos pagamos en la forma de aumentos en los costos de las tarjetas de crédito. Afortunadamente el fraude por tarjeta de crédito es una de las formas de robo más fácil de evitar.

Sobre el fraude por tarjetas de crédito

La mayoría del delito por tarjeta de crédito ocurre por tarjetas perdidas o robadas. El ladrón puede obtener sus tarjetas robándole la billetera o entrando a robar a su casa.

Los delincuentes también pagan a empleados de tiendas por obtener números de tarjetas de crédito y crear tarjetas de créditos falsas para revender en el mercado negro.

Me olvidé mi tarjeta de crédito en el escritorio de mi oficina toda la noche. Paul encontró luego un cargo en la factura de su tarjeta de crédito de $1,300 por una computadora que no había ordenado. Llamó al banco y descubrió que alguien había ordenado la computadora y se había enviado a una dirección desconocida.

Para los ladrones de tarjetas de crédito no es necesario tener la tarjeta en sí para robar de su cuenta. Si encuentran un recibo con su número de cuenta y fecha de vencimiento, podrían aprovechar de su cuenta.

Los telemercaderes delincuentes pueden llamarlo con ofertas muy tentadoras de mercadería rebajada o decirle que se ganó un premio. Le piden un número de tarjeta de crédito para los cargos de envío o por algún otro motivo falso. Le pueden enviar artículos falsos o sin valor o cobrarle a su cuenta de tarjeta de crédito sin enviarle nada.

A veces los delincuentes se quedan cerca de los teléfonos públicos y tratan de escuchar cuando usted dice su número de cuenta para hacer una llamada.

Al ladrón sólo le tomó pocos minutos sacarme la tarjeta y usarla. Pam salió a almorzar a un restaurante. Cuando llegó el momento de pagar, le faltaba su cartera. Corrió al teléfono para llamar a la empresa que emitió la tarjeta y se enteró para su sorpresa que la tarjeta ya había sido usada por el ladrón.

Los delincuentes se roban también las tarjetas de crédito de los buzones o centros postales antes de que usted las reciba. Como protección, la mayoría de las empresas que emiten tarjetas de crédito ahora requieren que llame desde su casa para activar la tarjeta antes de usarla.

El fraude por tarjeta de crédito ha aparecido en el Internet, aunque afortunadamente no resulta tan difundido porque los sitios de ventas al por menor utilizan una modalidad de conexión "segura" para las operaciones. Esto significa que mezclan los números de tarjetas de crédito para disfrazarlos antes de enviarlos por el Internet.

Cómo proteger su tarjeta

  • Lleve sólo una o dos tarjetas, de esa forma si las pierde o se las roban, tiene menos que notificar como perdidas.
  • Anote los números sin cargo donde notificar en caso de que pierda o le roben las tarjetas y guarde el número en su casa, en la cartera o en la billetera y en su oficina para que pueda llamar inmediatamente si fuera necesario.
  • Nunca desatienda su cartera o su billetera en un lugar público. Tenga cuidado de los carteristas.
  • Siempre verifique que le devuelvan su tarjeta de crédito después que haga una compra.
  • En casa, guarde las tarjetas en un lugar seguro que no sea obvio para los ladrones.
  • Siempre firme su tarjeta con tinta lo antes posible después de recibirla.
  • Nunca le preste a nadie su tarjeta. Si desea permitir que alguien use su tarjeta para comprar algo, realice la operación usted mismo.
  • Tenga presente cuándo le deben llegar las tarjetas nuevas o re-emitidas, y llame a la compañía que las emite cuando no lleguen a tiempo.
  • Tenga cuidado de que su buzón sea seguro, y que sólo usted y el cartero tengan acceso.
  • Rompa todos los recibos de cargos de tarjetas de crédito y cualquier correspondencia que le ofrezca tarjetas de crédito preaprobadas en pedacitos pequeños antes de echarlos a la basura. Guarde las facturas en un lugar seguro.
  • Antes de regresarle una tarjeta de cuenta a la empresa que la emitió para cerrar la cuenta, córtela en varios pedazos.
  • Cuando utilice la tarjeta de crédito electrónicamente por computadora, asegúrese de estar utilizando un sitio de Internet seguro. Busque un símbolo de llave y candado pequeño en el lado inferior izquierdo de la ventana de su browser.
  • Nunca le dé a desconocidos o a telemercaderes que lo llamen por teléfono el número de su tarjeta de crédito.

Cómo evitar problemas

Si gente que no merece su confianza consigue el número y fecha de vencimiento, pueden comprar mercadería por teléfono cargando a su cuenta, o también ordenar una tarjeta nueva a nombre suyo.

La mujer del teléfono dijo que seguramente me ganaba el auto. Jean le dio su tarjeta de crédito a un telemercader porque la convenció que podía ganar un auto nuevo. En la siguiente factura de la tarjeta de crédito encontró $400 de cargos no autorizados.

El robo de identidad es un crimen muy difundido en el que el delincuente utiliza su información personal, como nombre, dirección y número de Seguro Social para establecer cuentas de crédito fraudulentas a nombre suyo.

Nunca le dé el número de su tarjeta a desconocidos que lo llamen, por más genuinos que parezcan. Nunca puede estar seguro que un telemercader desconocido sea honrado. No divulgue el número de su tarjeta de crédito a menos que haya sido usted el que inició la llamada.

No deje correspondencia, recibos o facturas que tengan el número de su tarjeta de crédito sin guardar en su oficina o su casa de forma que alguien los lea. Sepa cuándo debe recibir la factura y llame a quien le emitió la tarjeta de crédito si no llega puntualmente. Un ladrón puede sacar el número de su tarjeta de crédito de la factura.

Lleve una lista completa de todos los números de su tarjeta de crédito en un lugar seguro. (Nunca la lleve en la billetera). De esta forma será más fácil notificar si la pierde o se la roban.

Guarde los recibos de todas las compras con tarjetas de crédito y compare la factura mensual con los recibos para verificar si hay algún cargo que usted no haya hecho. Es la mejor forma de asegurarse que nadie más que usted utilice el número de la tarjeta de crédito.

Nunca anote el número de su tarjeta en una tarjeta postal o en el exterior de un sobre.

No permita que en los comercios anoten el número de su tarjeta como confirmación en los cheques. En muchos estados es ilegal que los comerciantes soliciten tarjetas de crédito como identificación cuando usted paga con cheque.

Memorice el número de su identificación personal (PIN); es el código secreto que usted utiliza al retirar dinero en efectivo del cajero automático. No lo anote en la parte posterior de la tarjeta ni lo guarde en su billetera. Guarde una copia del número en un lugar seguro en su casa. No utilice el mismo número de identificación personal en todas sus tarjetas, no use su fecha de nacimiento ni otro número que sea fácil de identificar que podría figurar en otra parte de su billetera.

Si lo llama alguien diciendo ser representante del banco y le pide su número de identificación personal, no se lo dé. Denuncie la llamada a la policía y a la compañía que emite la tarjeta de crédito.

Proteja su tarjeta de crédito o de llamada cuando haga una llamada de larga distancia desde un teléfono público. También cubra el panel de discado cuando marque el número de la tarjeta. Asegúrese que no lo estén escuchando cuando le diga su número de tarjeta a la operadora.

Tarjetas robadas o perdidas

En cuanto se dé cuenta que le falta la tarjeta, actúe rápidamente para notificar sobre esto. Tenga el número de la compañía que emitió la tarjeta, en la oficina o en el directorio personal que lleva encima, y también en su casa para que pueda llamar sin demoras. Si no tiene el número de teléfono llame sin cargo a la operadora de información para averiguarlo. (Vea, "Dónde obtener asistencia.")

Para proteger sus derechos, debe notificar la pérdida o el robo de su tarjeta en cuanto se dé cuenta que le falta o que fue utilizada sin su permiso. La ley federal limita la cantidad de dinero que puede perder como resultado del uso fraudulento de su tarjeta de crédito.

Si usted notifica a la compañía que emite su tarjeta antes de que ésta sea utilizada, no tendrá ninguna responsabilidad por el pago de cargos no autorizados. Si la tarjeta fue utilizada de forma fraudulenta antes de que usted notifique a la compañía que la emitió, es posible que se le requiera pagar hasta $50 por tarjeta por dichos cargos.

Si se usó su número de cuenta pero no la tarjeta en sí, usted no es responsable por ninguna cantidad.

Debe haber sido ese recibo que dejé en la tienda de productos electrónicos. Carlos le devolvió a la tienda una radio, pero accidentalmente dejó el recibo de la tarjeta de crédito sobre el mostrador. Cuando llegó la siguiente factura, encontró cientos de dólares de cargos no autorizados. Alguien había recogido el recibo y utilizó el número de la tarjeta de crédito.

No utilice la tarjeta después de haber notificado que fue robada o perdida.

Después de llamar para notificar el problema, debe enviar una carta a la compañía emisora explicando que se realizó un cargo sin autorización. Esta documentación por escrito de su notificación también puede limitar su responsabilidad.

Llame a la compañía emisora de su tarjeta de crédito inmediatamente si nota algo sospechoso en su factura. De esta forma podría asistir a la compañía a descubrir un fraude – y ahorrarse el pago de cargos no autorizados.


Consumer Action creó esta publicación educacional patrocinada por Visa U.S.A. Inc. Fue corregida en enero de 2000 con fondos proporcionados por el Fondo para la Educación del Consumidor de Bank of America de la Fundación de San Francisco (BACEF).

Copyright 2000 Consumer Action

Download PDF

No Download Available

For More Information

Dónde obtener ayuda

Llame a la compañía que emitió su tarjeta de crédito tan pronto le sea posible para notificar la pérdida o el robo de su tarjeta. También llame siempre que tenga preguntas sobre su cuenta. La mayoría de las compañías que emiten tarjetas de crédito tienen números sin cargo que puede obtener con la operadora de información al (800) 555-1212.

Llame a la policía para denunciar todo robo o actividad delincuente.

Para denunciar un fraude llame a:

  • Centro de Información sobre Fraude: (800) 876-7060
  • Comisión Federal del Comercio (FTC): (877) FTC-HELP
  • Su oficina estatal del procurador general o la oficina local de la fiscalía. Consulte el directorio telefónico local por los números.

Sponsors

BACEF

Filed Under

Credit   ♦   Fraud/Scams   ♦  

Copyright

© –2014 Consumer Action. Rights Reserved.

 
 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer

Join Our Email List

Optional Member Code
Facebook FTwitter T

Consumer Help Desk

Advocacy