Your Digital Dollars - Banking online safely (Spanish)

Sus dólares digitales - La banca en línea segura

Protect your identity and accounts while banking by computer

Anteriormente, para pagar una cuenta, depositar un cheque o efectuar alguna otra operación financiera se tenía que hacer un viaje al banco o al correo. La tecnología actual le posibilita hacer operaciones bancarias y pagar cuentas sin salir de su casa u oficina.

Your Digital Dollars - Banking online safely (Spanish)

Publication Series

Download File

PDF files may contain outdated links.

Your Digital Dollars - Banking online safely (Spanish)
File Name: digidollar-online-sp.pdf
File Size: 0.27MB

Languages Available

Table of Contents

La banca en línea es segura y ofrece muchas ventajas en comparación a los servicios bancarios de una sucursal bancaria. Pero esto no significa que debe descuidarse. Además de las muchas medidas que las instituciones financieras toman para excluir a los intrusos, usted tiene que tomar precauciones para proteger sus datos personales y sus cuentas. Si conoce lo que debe tener presente y los útiles que tiene a su disposición para mejorar su seguridad, usted podrá disfrutar de los beneficios de la banca en línea sin correr riesgos.

¿Qué es la banca en línea?

La banca en línea, también conocida como banca por Internet, le permite obtener acceso a sus cuentas y hacer ciertas operaciones usando una computadora con conexión a Internet. La mayoría de las instituciones, incluso bancos, cooperativas de crédito, instituciones de préstamo y compañías inversionistas, ofrecen el servicio de banca en línea. Hasta existen bancos que solamente ofrecen cuentas en línea.

Usted puede registrar su cuenta de cheques o ahorros actual para el servicio de banca en línea o puede abrir una cuenta nueva. Para abrir una cuenta nueva, elija la institución que prefiera. Bankrate.com le permite comparar las cuentas de cheques y ahorros disponibles en su zona. Después de elegir un banco, puede visitar su sitio web y solicitar una cuenta. Por lo general, la solicitud para cuentas en línea se encuentra bajo el encabezado “personal banking”. Puede abrir una cuenta individual o en conjunto con otra persona. La solicitud le pedirá que:

  • Proporcione su información personal, incluso su nombre, dirección, número de teléfono, número de Seguro Social e identificación, tal como su número de licencia de conductor. Para las cuentas conjuntas, ambos solicitantes deben proporcionar dicha información.
  • Abra su cuenta con un depósito inicial. La mayoría de los bancos requieren por lo menos un “depósito mínimo” para comenzar, pero usted puede añadir la cantidad de dinero que desee. Puede realizar el depósito inicial proporcionando el número de una cuenta ya establecida o el de una tarjeta de crédito. Es posible que pueda almacenar su solicitud y enviar un cheque por correo si puede esperar varios días para que le abran la cuenta.

El banco le enviará documentos que deberá firmar. Los puede regresar por correo.

El solo hecho de solicitar una cuenta en línea no significa que tendrá acceso a los servicios de banca en línea. Igual que en las cuentas ya establecidas, es posible que tenga que visitar el sitio web de su institución financiera y registrarse para obtener acceso a su cuenta por Internet. Tendrá que proporcionar detalles sobre su cuenta y su dirección de correo electrónico, y tendrá que elegir su nombre de usuario y clave. Durante este proceso se le puede pedir que elija una foto y escriba una frase que le permitirá “autenticarse” y así saber que está en el sitio real cada vez que inicie una sesión. Además, le pueden pedir que conteste varias preguntas secretas por si se le olvida su nombre de usuario y clave.

En general, podrá obtener acceso en línea a las cuentas de cheques, ahorros, tarjetas de crédito y crédito hipotecario.

Una vez que haya establecido el acceso en línea para su cuenta, podrá iniciar sus sesiones ingresando su “identificación de usuario” (que podría ser su dirección de correo electrónico o nombre de usuario) y su clave. Si tiene más de una cuenta en una institución, como de cheques y de ahorros, podrá seleccionar con un clic la que desea acceder.

Dependiendo de la institución y de los tipos de cuentas que tenga, durante su sesión en línea podrá:

  • verificar su saldo actual
  • revisar la actividad en la cuenta (depósitos, retiros y pagos)
  • leer y descargar sus estados de cuenta
  • buscar una operación en particular (por fecha, monto, número de cheque o nombre del beneficiario)
  • revisar los cheques cobrados
  • transferir dinero de una cuenta a otra
  • pagar cuentas (usted ingresa la información del beneficiario y elije cuándo serán pagadas)
  • revisar los términos de las cuentas (como tasas de interés, cargos y fechas de vencimiento)
  • fijar y administrar alertas, solicitar una suspensión de pago, o solicitar cheques
  • comunicarse con el departamento de servicio al cliente por chat instantáneo o correo electrónico seguro.

CONSEJO: ¿Se siente confundido? La mayoría de las instituciones financieras le permiten realizar una prueba del servicio de banca en línea por medio de un video o a través de una recorrida virtual del sitio. ¡Observe y aprenda!

Para terminar su sesión bancaria en línea, desconéctese de la sesión y cierre el navegador. Si se aleja de su computadora durante su sesión, la mayoría de los sitios de servicios financieros le cerrarán la sesión automáticamente después de un período de inactividad. Vuelva a iniciar la sesión para continuar.

Beneficios de la banca en línea

La comodidad es el motivo principal por el cual los clientes bancarios usan la banca en línea. Con depósitos directos y pagos de cuenta automáticos, los clientes que usan la banca en línea pueden evitar ir a la sucursal del banco o al buzón. La mayoría de las cuentas bancarias vienen con una tarjeta del cajero automático (ATM) que permite retirar dinero en efectivo del cajero automático o obtener efectivo al hacer compras (en el mercado, por ejemplo). Además la información sobre su cuenta está a su disposición las 24 horas del día y los siete días de la semana; ya no tendrá que esperar el estado de cuenta mensual.

CONSEJO: Muchas instituciones financieras emiten “tarjetas de débito” que pueden utilizarse como tarjetas del cajero automático y también para hacer compras en tiendas y por Internet. Puede usar su tarjeta de débito con su número de identificación personal (PIN) o firmando su nombre.

Otro beneficio de la banca en línea es su costo más bajo. No sólo podrá evitar el costo de estampillas para pagar cuentas, sino que también podrá comprar menos cheques. Y las cuentas bancarias electrónicas (aquellas que requieren que todos o la mayoría de los depósitos y demás operaciones se efectúen de forma electrónica) con frecuencia son gratuitas o de bajo costo, aun si no mantiene un saldo mínimo.

En comparación al servicio bancario tradicional, la banca en línea también resulta como una alternativa positiva para el medioambiente porque requiere menos papel (menos cheques, y se entregan de forma electrónica los estados de cuenta y las facturas) y no se necesita combustible.

Riesgos de la banca en línea

Aunque la banca en línea ofrece muchas ventajas, también pueden haber ciertas desventajas. Entre otras:

  • Perder acceso a su cuenta temporalmente, ya sea porque no tiene acceso a una computadora, se interrumpe la conexión a Internet o queda inaccesible temporalmente el sitio web de la institución.
  • Dejar sin pagar una de sus cuentas por no ver el correo electrónico que le avisa que sus estados de cuenta están disponibles en línea.
  • Fraudes como “phishing” por correo electrónico y otros que intentan convencer a sus víctimas a proporcionar la información necesaria para acceder a sus cuentas en línea.
  • No proteger su nombre de usuario o su clave, lo cual podría permitir que un desconocido obtenga acceso a su cuenta.

La banca en línea más segura

Los bancos y demás instituciones financieras se esmeran por asegurarle una experiencia segura y sin problemas en línea. Pero usted también puede tomar precauciones que aumentan la posibilidad de que su información personal permanezca privada y sus cuentas seguras.

Verifique que la institución con la que trata es legítima. (El hecho de tener sitio web sofisticado no prueba nada.) Comience por leer acerca del banco en su sitio web en la sección “About us”, y luego trate de verificar la información. Por ejemplo, llame al número de teléfono indicado. También realice una búsqueda en línea para encontrar cualquier comentario sobre la institución, incluso las quejas de consumidores.

Designe como favorito el sitio web de su banco para que no tenga que ingresar la dirección (URL) en su computadora en cada visita, ya que podría equivocarse y terminar en un sitio ficticio diseñado para engañarlo y convencerlo a ingresar su información de inicio de sesión. Antes de fijarlo como sitio favorito, verifique que la dirección (URL) que ingresó es la correcta.

Verifique que el banco esté asegurado. El nombre FDIC y su logotipo indican que los clientes del banco serán reembolsados por las pérdidas de sus depósitos hasta $250,000 si el banco quiebra. Pero no confíe sólo en la presencia del logotipo en un sitio web. Confirme que la institución esté asegurada visitando el sitio web de FDIC donde puede buscar el banco por su nombre, ciudad, estado o código postal. Aunque un banco que no es miembro de FDIC puede ser legítimo, sus clientes podrían no estár cubiertos en caso de pérdidas. (La mayoría de las cuentas de valores, como las cuentas IRA, no están aseguradas por FDIC.)

Investigue la política de la institución. Por ejemplo, ¿qué dice su política de privacidad sobre la forma en que utilizarán su información personal? ¿Ofrecen una garantía de “cero responsabilidad” por operaciones no autorizadas? ¿Le reembolsarán cualquier recargo por retraso de pago si no envían algún pago de su cuenta en la fecha programada?

Establezca una clave fuerte para su cuenta. Cuanto más larga sea, más difícil le será a otra persona adivinarla, especialmente si usa una combinación de minúsculas y mayúsculas, números y símbolos. No use el nombre de su mascota, su fecha de nacimiento ni otra información personal.

Guarde su nombre de usuario y clave en un lugar seguro. No comparta esta información con nadie y no la deje donde alguien la pueda encontrar. Cambie la clave con frecuencia; cámbiela inmediatamente si piensa que corre peligro de ser divulgada. Cuando se trata de cuentas financieras, no permita que el navegador “recuerde” su clave ni que lo “recuerde” a usted en la computadora que está usando.

Desconéctese del sitio web bancario cuando termine la sesión o si tiene que retirarse de la computadora y cierre la ventana del navegador después de desconectarse. En computadoras públicas compartidas borre la actividad en el “cache” haciendo clic en el menú “Tools” (en la mayoría de los navegadores) y elijiendo “Clear Recent History” o algo parecido. (Las palabras pueden cambiar un poco según el navegador que use.)

Proteja con una clave la red inalámbrica de su casa para que no pueda obtener acceso a su cuenta algún desconocido con la posibilidad de capturar los datos que usted envía y recibe. Llame a su proveedor de servicio de Internet para obtener instrucciones al respecto.

Use una barrera de control de acceso o “firewall”, que sirve como una barrera virtual entre su computadora y Internet. El sistema operativo (OS) de su computadora podría tener dicha barrera incluida. Verifique que esté operando. Actualice sus programas antivirus y antiespías para protegerse contra la programación maliciosa (“malware”) nueva conforme vaya apareciendo. (Algunos bancos ofrecen a sus clientes protección contra virus gratuita o a precio reducido.)

Evite las operaciones bancarias en línea a través de redes inalámbricas (wifi) públicas o que no cuentan con codificación. Si es necesario utilizar una red wifi pública, tome precauciones. Busque un candado cerrado o una llave entera (no quebrada) en el marco del navegador y una “s” después de “http” (https://) en la dirección web, lo que indica que la conexión es por SSL (Secure Sockets Layer).

No envíe información delicada por correo electrónico, chat o mensaje instantáneo (IM).
Sepa cuánto tiempo le toma a su banco hacer llegar el pago a sus acreedores después de recibir su solicitud de pago en línea. Algunos pagos, por lo general a los acreedores grandes, se efectúan de forma electrónica y pueden llegar a su destino en un par de días después de su solicitud. Los pagos a acreedores más pequeños, como su dentista, pueden tomar una semana o más porque el banco le manda al destinatario un cheque de papel. Haga la solicitud con tiempo suficiente para que el pago llegue a su destino antes de la fecha de vencimiento.

Vigile con regularidad, y hasta diario, la actividad en su cuenta. En la mayoría de los casos, la actividad no autorizada la debe reportar al banco dentro de un cierto plazo (por ejemplo, 60 días a partir de la fecha en que la operación apareció en su cuenta por primera vez) para estar totalmente protegido. De no ser así, es posible que no le reembolsen las pérdidas por operaciones fraudulentas.

Revise su estado de cuenta mensual cada mes, aunque no reciba un recordatorio por correo electrónico. Anote en su calendario un recordatorio de cuándo revisar el nuevo estado de cuenta cada mes.

Los correos electrónicos “phishing” son mensajes fraudulentos que tratan de conseguir que revele su información delicada haciéndole creer que está comunicándose con un comercio legítimo. Con frecuencia, estos mensajes contienen una conexión a un sitio web imitador que está diseñado para parecer auténtico e incitarlo a revelar su información personal. Y recuerde, su banco nunca se comunicará con usted por correo electrónico o teléfono para pedirle su número de Seguro Social o su clave.

Asistencia e información

Si usted ya es cliente de la institución financiera, puede comunicarse con su departamento de servicio al cliente para que lo ayuden con las operaciones bancarias en línea. Las siguientes fuentes podrían resultarle útiles cuando esté considerando una institución financiera nueva o para obtener información adicional sobre cómo no correr peligro en línea.

Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC)

www.fdic.gov / 877-275-3342

Comuníquese con FDIC para confirmar que el banco que está considerando está asegurado.

National Credit Union Administration (NCUA)

www.ncua.gov / 800-755-1030

La institución NCUA administra el fondo National Credit Union Share Insurance Fund (NCUSIF) que proporciona seguro de depósitos para cooperativas de crédito, semejante al seguro de FDIC para bancos. Visite el sitio de NCUA o llame para averiguar si la cooperativa de crédito que está considerando está asegurada.

OnGuard Online

www.onguardonline.gov

El gobierno federal de los Estados Unidos y el sector de la tecnología ofrecen información y consejos para promover la seguridad en línea.

Privacy Rights Clearinghouse

www.privacyrights.org

La organización sin fines de lucro Privacy Rights Clearinghouse ofrece una extensa colección de información; desde consejos para proteger su privacidad en línea hasta consejos para hacer compras por Internet sin peligro.

Published / Reviewed Date

Published: May 31, 2012

Download File

Your Digital Dollars - Banking online safely (Spanish)
File Name: digidollar-online-sp.pdf
File Size: 0.27MB

Sponsors

Visa Inc.

Notes

Consumer Action creó la serie Sus dólares digitales con fondos proporcionados por Visa Inc.

Filed Under

Banking   ♦   Fraud/Scams   ♦   Internet   ♦   Money Management   ♦   Privacy Rights   ♦  

Copyright

© 2011 –2018 Consumer Action. Rights Reserved.

 
 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer
Facebook FTwitter T

Consumer Help Desk

Advocacy