A Consumer’s Guide to ‘Chip’ Cards (Spanish)

Guía para el consumidor sobre tarjetas con ‘chip’

Esta publicación responde a preguntas sobre tarjetas de crédito y débito, explicando por qué está ocurriendo el cambio hacia "tarjetas inteligentes” (con chip), cómo cambiará el proceso al pagar por sus compras, las protecciones para el consumidor y dónde obtener más información sobre las tarjetas con chip.

A Consumer’s Guide to ‘Chip’ Cards (Spanish)

Publication Series

  • This publication is not currently associated with any training series.

Download File

PDF files may contain outdated links.

A Consumer’s Guide to ‘Chip’ Cards (Spanish)
File Name: chip_fact_sheet_SP.pdf
File Size: 3.2MB

Languages Available

Table of Contents

La industria de tarjetas de crédito en Estados Unidos está en proceso de convertir las tarjetas de crédito y débito tradicionales de banda magnética a tarjetas que llevan microchips computarizados.

Las tarjetas con “chip” le permiten hacer lo mismo que hace con tarjetas sin chip; tanto ir de compras como obtener dinero en efectivo en un cajero automático, pero son mucho más seguras.

A continuación le explicamos lo que debe saber sobre estas nuevas “tarjetas inteligentes” que ahora lleva en la cartera.

¿Qué está cambiando y por qué?

En Estados Unidos, todas las tarjetas tienen una banda magnética en la parte posterior. Esto permite que se procesen las transacciones al pasar su tarjeta en las terminales de pago de las tiendas. Los datos que contiene la banda magnética nunca cambian, por lo que los delincuentes han encontrado maneras de “leer” y falsificar las tarjetas. Las tarjetas falsificadas podían usarse para hacer compras u obtener efectivo, si el delincuente también tenía la clave, hasta que el propietario o el emisor descubriera el acceso no autorizado.

Las nuevas tarjetas de crédito y débito tienen la banda magnética y además un chip de computadora integrado. (Si su tarjeta tiene un chip, podrá ver un pequeño metal cuadrado y brillante en el frente, por encima de los cuatro primeros dígitos del número de cuenta.)

Cada vez que usa una tarjeta con chip en un comercio, el chip genera un código de transacción necesario para su aprobación. El código solo es válido para esa transacción. Ya que el código es “dinámico” (que siempre cambia), es mucho más difícil que alguien se lo robe y lo use.

Incluso, si en un comercio ocurriera una filtración de datos o si alguien robara la información del chip, un estafador no podría volver a utilizar el código de la misma transacción. Además los datos robados no servirían para cometer fraude con tarjetas falsificadas. Esta es sólo una de las maneras en que las tarjetas con chip ayudan a reducir considerablemente las pérdidas por fraudes con tarjetas de crédito.

La tecnología de un chip también ofrece una base para crear innovaciones tales como los pagos móviles. El chip que hace posibles y seguras las transacciones por NFC (“near field communication”) es la misma tecnología utilizada en las tarjetas con chip.

Programa de transición

Algunos titulares ya recibieron una tarjeta con chip. Muchos otros han de recibir tarjetas de reemplazo por correo a finales de 2015. Y la mayoría restante se espera ya las tendrán para finales de 2016.

Si desea saber cuándo llegará su nueva tarjeta con chip, póngase en contacto con el emisor llamando al número que se indica en su tarjeta.

Para poder aprovechar la mayor seguridad que ofrece un chip, los comerciantes deben instalar terminales de pago que funcionan con el chip. Muchos de los comercios, si no la mayoría, tendrán terminales ya instaladas en octubre de 2015. Otros podrían instalarlas más adelante. Se espera que para 2016-2017 los cajeros automáticos y las gasolineras que permiten pagar en la bomba también contarán con lectores para chips.

Mientras tanto, ya que las nuevas tarjetas tendrán la banda magnética junto con el chip, usted podrá utilizar su nueva tarjeta en los mismos lugares de siempre; aun si el comerciante no tiene una terminal que funcione con las tarjetas con chip.

Cómo utilizar una tarjeta con chip

Usar la tarjeta con chip en una tienda será algo diferente pero igual de fácil. Al finalizar la compra, en lugar de pasar la tarjeta por el costado de la terminal, introducirá el extremo de la tarjeta que tiene el chip en una ranura y la dejará dentro hasta que se complete la transacción. Luego firmará para el pago, ingresará un PIN, o pagará tal como lo hace en la actualidad.

No habrá ningún cambio en la manera de usar la tarjeta en línea o por teléfono. Hasta que los cajeros automáticos estén equipados para leer las tarjetas con chip, use su tarjeta nueva igual que lo hace en la actualidad.

Las tarjetas con chip también funcionan en otros países, con o sin PIN. En muchos casos, tal como en los quioscos de boletos de metro, las tarjetas internacionales pueden utilizarse sin PIN.

Derechos y protecciones del titular

Las tarjetas con chip proporcionan la misma protección para el consumidor que las tarjetas tradicionales de crédito y de débito. Por lo general, las redes de tarjetas y las instituciones financieras no le imponen al consumidor ninguna responsabilidad por transacciones fraudulentas (a lo que le llaman “zero liability” o “cero responsabilidad”). Las reglas federales también otorgan protecciones básicas.

Tarjetas de crédito. Según la ley Fair Credit Billing Act (FCBA), usted puede disputar un cargo de tarjeta de crédito y retener el pago de la misma cantidad mientras se investiga.

Según la ley federal, su responsabilidad máxima por cargos no autorizados en una tarjeta de crédito es de $50. (Varios emisores tienen una política de “cero responsabilidad”, así que no cobran los $50.) Usted no tendrá que pagar cargos no autorizados si alguien usa su tarjeta después que la reportó perdida, o si los cargos se realizan con solo el número de su tarjeta (aun cuando usted tiene la tarjeta).

Tarjetas de débito. Según la ley Electronic Fund Transfer Act (EFTA), usted no será responsable por transacciones no autorizadas:

  • cuando ocurran después que reporte como perdida la tarjeta de débito, o
  • que resulten de un número de tarjeta robada (cuando todavía tenía posesión de la tarjeta) si, dentro de los 60 días de que le envíen el estado de cuenta, les informa sobre las transacciones no autorizadas.

Al denunciar el fraude o transacciones no autorizadas con tarjetas de débito, recuerde:

  • Su responsabilidad máxima por cargos no autorizados según la ley federal es de $50 si reporta la pérdida o el robo dentro de dos días hábiles.
  • Su responsabilidad aumenta a $500 si la reporta más de dos días después de notar la pérdida o el robo, pero menos de 60 días corridos después de habérsele enviado su estado de cuenta.
  • Podría ser responsable y perder todo el dinero robado de su cuenta, si reporta la pérdida o el robo más de 60 días después habérsele enviado su estado de cuenta.

La tarjeta perdida o robada siempre debe reportarse tan pronto como note su falta. Revise su estado de cuenta por si hubiera transacciones no autorizadas en cuanto lo reciba y repórtelas inmediatamente. Esto ayudará a limitar su responsabilidad.

Obtenga más información

Si tiene alguna pregunta específica acerca de su tarjeta en particular, póngase en contacto con el emisor en el número indicado en la tarjeta de crédito o de débito.

Para obtener información general acerca de tarjetas con chip emitidas por la red de pago cuyo logo aparece en su tarjeta, visite la compañía por Internet:

Published / Reviewed Date

Published: February 04, 2016

Download File

A Consumer’s Guide to ‘Chip’ Cards (Spanish)
File Name: chip_fact_sheet_SP.pdf
File Size: 3.2MB

Sponsors

Visa Inc.

Notes

La “Guía para el consumidor sobre tarjetas con ‘chip’” fue creada por Consumer Action con una subvención de Visa Inc. Forma parte del proyecto educativo Know Your Card de Consumer Action y Visa Inc.

Filed Under

Banking   ♦   Credit Cards   ♦   Money Management   ♦   Prepaid Cards   ♦  

Copyright

© 2016 –2018 Consumer Action. Rights Reserved.

 

Tags/Keywords

credit cards, spanish, prepaid


 
 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer
Facebook FTwitter T

Consumer Help Desk

Advocacy