Steering clear of pandemic-related scams (Spanish)

Evite las estafas de la pandemia

Cómo hacerle frente al COVID-19

La pandemia del coronavirus les facilitó a los estafadores muchas nuevas oportunidades para engañar al consumidor. Esta publicación destaca algunos tipos de estafas comunes que han ocurrido durante la pandemia, le ayuda a detectar y evitarlas, y explica dónde denunciar los intentos de fraude.

The coronavirus pandemic gave con artists many new opportunities to cheat consumers. This publication highlights some of the most common types of scams related to the pandemic, helps you spot and avoid a scam, and tells you where to report scam attempts.

Steering clear of pandemic-related scams (Spanish)

Publication Series

Download File

PDF files may contain outdated links.

Steering clear of pandemic-related scams (Spanish)
File Name: Scams_COVID_2021_SP.pdf
File Size: 1.41MB

Languages Available

Table of Contents

Los estafadores siempre buscan la manera de ganar dinero rápidamente y por medio de engaños. Una crisis como COVID-19 les facilita la explotación de personas confiadas. Esta publicación destaca algunos tipos de estafas comunes que han ocurrido durante la pandemia, le ayuda a detectar y evitarlas, y explica dónde denunciar los intentos de fraude.

Estafas conectadas a la pandemia

La cantidad de estafas anuales ya estaba en aumento, pero durante la pandemia del coronavirus los estafadores han tenido muchas nuevas oportunidades para engañar a los consumidores (La pandemia resulta terreno fértil para los ladrones de identidad), entre otras:

Asistencia financiera: Conscientes de que muchas personas han tenido problemas para llegar a fin de mes debido al desempleo y subempleo causados por la pandemia, los estafadores se han hecho pasar por fuentes de ayuda y asistencia para quitarles dinero o información personal a sus víctimas (y así cometer fraudes financieros). En una de las trampas, la de alivio hipotecario, los estafadores les prometen a propietarios en apuros que les pagarán la hipoteca (para evitar la ejecución hipotecaria) y que les alquilarán o, en algún momento, les venderán la misma casa. En realidad, el estafador se embolsa el dinero del alquiler sin pagar la hipoteca, y el proceso de ejecución hipotecaria resulta en el desalojo.

Prevención y cura de COVID: Entre las estafas directamente relacionadas con la lucha contra el virus, se incluyen la venta de máscaras N95 falsificadas (o inexistentes), pruebas de COVID-19 falsas, "curas" extravagantes e ineficaces (como una inyección de “jalea” de células madre que supuestamente restituye el daño pulmonar de COVID-19), y un lugar en la "lista de espera" para la vacuna.

Empleo: La pandemia les otorgó a los estafadores la oportunidad perfecta para cometer fraude con programas de trabajo desde casa: un enorme grupo de trabajadores desempleados o subempleados; una nueva y generalizada aceptación del trabajo a distancia; y la perfecta explicación (cuarentena) de por qué el "empleador" no desea conocer al solicitante en persona. Los delincuentes prometen trabajo fácil y altos ingresos, y requieren que los solicitantes de empleo paguen cientos o miles de dólares para su "capacitación" u otros gastos por ser empleados nuevos. Algunos engañan a los "empleados" haciéndoles procesar transacciones con fondos robados de otras víctimas con el fin de lavar las "ganancias" del criminal y evadir a las fuerzas del orden.

Comercio electrónico: Ya que, debido a los cierres y cuarentenas, tantas personas compran en línea y tratan de vender sus cosas para generar algo de dinero, los estafadores han tenido muchas oportunidades. Algunos estafadores han vendido juguetes, coches y hasta cachorros inexistentes. También envían mensajes de texto y correo electrónico y hacen llamadas sobre supuestas entregas de paquetes o reembolsos pendientes para así cobrar cargos fraudulentos o robar la información personal o financiera del comprador para hacer compras sin autorización. Las estafas con cheques falsos en sitios de ventas entre pares ("peer-to-peer") como Poshmark, OfferUp y Craigslist resultan en pérdidas de dinero para vendedores y, en algunos casos, pérdidas del artículo que estaba de venta.

Estos son sólo unos pocos ejemplos de la forma en que los estafadores han explotado la pandemia para beneficio personal. Los delincuentes disfrutan de las crisis porque saben que la gente baja la guardia por confusión, esperanza o desesperación.

Cómo detectar una estafa

Si reconoce las señales de una estafa, puede evitar convertirse en víctima. No toda estafa suena todas las siguientes alarmas, pero a toda estafa se le puede detectar por lo menos una de estas señales. Las señales de fraude seguirán existiendo mucho después de que la pandemia se convierta en un mal recuerdo.

Contacto inesperado: Los estafadores no esperan que sus víctimas los encuentren si no que buscan a sus víctimas activamente. Si recibe inesperadamente una llamada, correo electrónico, mensaje de texto o visita de una empresa, agencia gubernamental, agente del orden público, minorista, posible empleador, etc., es probable que la comunicación sea un intento de estafa. Aunque la persona tenga cierta información correcta sobre usted, los datos podrían haber sido sacados del internet o adquiridos a través de una violación de datos.

Solicitud de dinero o información personal: El objetivo de la mayoría de las estafas es conseguir que les entregue su dinero o su información confidencial. Si le solicitan una o ambas cosas inesperadamente, prepárese para la estafa. El estafador no siempre pide lo que quiere directamente, si no que lo oculta con transacciones que parecen ser legítimas, por lo que no debe bajar la guardia.

Sentido de urgencia: Si lo apresuran (para entregar dinero, dar información personal o tomar una decisión importante) en general es porque no quieren darle tiempo para investigar, verificar la comunicación o la solicitud, y tomar una decisión informada; con frecuencia es señal de estafa.

Amenaza u oferta tentadora: Los estafadores logran que la víctima pague o entregue información jugando con sus emociones; es típico que usen el miedo (amenazas de arresto, deportación, pérdida de acceso a la cuenta, etc.) o la esperanza (promesas de dinero fácil, romance, la solución a un problema financiero, aquel juguete agotado, un primer lote de vacuna, etc.).

Demanda de un método de pago en particular: Los rateros no quieren que usted pueda recuperar su dinero cuando se dé cuenta que fue estafado y no quieren que la policía los encuentre. Por lo tanto, normalmente piden que les pague por medio de una compañía de envío de dinero, transferencia con aplicaciones de pago entre pares ("peer-to-peer"), con el número de una tarjeta prepagada, tarjeta de regalo, criptomoneda (como bitcoin) u otro método irrecuperable. También podrían pagarle a usted con un cheque falso o una tarjeta de crédito robada y le piden un reembolso diciendo que, por algún motivo, le pagaron de más.

Comunicaciones poco profesionales: Los mensajes enviados por una empresa o agencia conocida que contienen errores tipográficos, uso de mayúsculas inusual, uso no nativo del inglés, mala gramática y otros errores, casi con seguridad no son legítimos. Preste atención a la dirección de correo electrónico, número de teléfono y dirección de sitio web (URL) que aparezca en cualquier comunicación que supuestamente es de una empresa o agencia conocida. Si no coinciden con la información de contacto publicada en el sitio web legítimo de esa empresa, en su estado de cuenta o en otra fuente válida, podría tratarse de un intento de estafa. (Obtenga información sobre las estafas de "phishing" en Phishing.org, un sitio web dirigido a los profesionales de la informática, pero también educativo para individuos.)

Evite las estafas

Estos son algunos consejos para evitar un intento de estafa.

Esté alerta. Desconfíe de todo intento inesperado de un desconocido para comunicarse con usted. Los emisores de tarjetas de crédito, bancos y otras instituciones financieras, minoristas, soporte técnico, Medicare, CDC, Servicios de Inmigración, y otras agencias gubernamentales nunca le llamarán, ni le enviarán correos electrónicos o mensajes de texto para pedirle que divulgue su contraseña, número de cuenta, número de Seguro Social u otra información delicada. A menos que la comunicación sea en respuesta a una comunicación iniciada por usted, es probable que sea una estafa. Del mismo modo, llamadas, correos electrónicos y mensajes de texto con exigencias de rescate, intentos de chantaje, y demandas de pago para evitar problemas legales (por ejemplo, porque su identidad se utilizó para lavar dinero o en tráfico de drogas) son estafas. Otra estratagema común es el envío de "facturas" vencidas o por sumas astronómicas para obligarle a hacer clic en archivos adjuntos que descargan programas malignos. Aun si la comunicación parece venir de una fuente legítima, la tecnología les ha facilitado a los estafadores ocultar o falsificar direcciones de correo electrónico, bloquear el identificador de llamadas o mostrar falsamente un nombre o número que podría parecerle conocido o confiable, y crear direcciones de internet (URL) y sitios web falsos. (How-To Geek explica cómo averiguar el remitente real indagando en los "encabezados" del correo electrónico. Techwalla explica cómo reconocer direcciones de internet (URL) falsas.) Si no desea ignorar alguna comunicación porque cree que podría ser legítima, verifíquela (por ejemplo, poniéndose en contacto con el supuesto remitente en un número de teléfono, sitio web o dirección de correo electrónico que usted conoce como legítimo.)

No se apresure, y pida una segunda opinión. Gran parte del éxito de los estafadores se debe a las reacciones apresuradas de sus víctimas por el sentido de urgencia que los estafadores crean intencionalmente. Cuanto más sienta que debe actuar inmediatamente, mayor es la probabilidad de que esté tratando con un estafador. Cuando no esté seguro sobre una solicitud (o demanda) de dinero, información personal o de cuenta, o acceso a su computadora, pida la opinión de alguien en quien pueda confiar; un amigo o familiar bien informado, un abogado, un empleado del banco, el emisor de tarjetas de crédito o un prestamista, un empleado de una agencia gubernamental (CFPB, FTC, etc.) o una organización de protección al consumidor sin fines de lucro.

No pague ni un centavo. Ciertas cosas en la vida realmente son gratis: vacunas de COVID, alivio hipotecario y otros tipos de asistencia de sus acreedores y proveedores de servicios, subvenciones y becas, un trabajo legítimo con un empleador legítimo, un premio o una herencia, etc. Si le exigen pagar una tarifa inicial (o "impuestos", etc.) es casi seguro que es una estafa. Esta página web de la FTC explica qué pasos debe seguir si le pagó a un estafador, dependiendo de cómo efectuó el pago (Qué hacer si lo estafaron). (Aunque la mayoría de las víctimas no recuperan su dinero, cuanto antes actúe, mejores serán sus posibilidades de recuperación.)

Limite lo que podría perder. Cuando vaya a pagar por algo, use una tarjeta de crédito. La ley federal otorga fuertes protecciones para el consumidor de tarjetas de crédito; el derecho de disputar una transacción fraudulenta, por ejemplo, y un límite de $50 sobre su responsabilidad por cargos no autorizados, y además los pagos son rastreables. Verifique con frecuencia en línea la actividad de su cuenta financiera buscando señales de actividad fraudulenta. Si encuentra una transacción no autorizada, notifique inmediatamente al banco o al emisor de la tarjeta.

Use el internet. El internet es una poderosa herramienta para investigar a individuos y a empresas, verificar datos e historias, revisar calificaciones y evaluaciones, comparar precios, y encontrar consejos y recursos para combatir estafas. Por ejemplo, una búsqueda en línea usando una breve descripción de la trama que se le planteó puede revelar si se trata de una estafa generalizada. Y una búsqueda inversa de imágenes (reverse image search) puede ayudarle a determinar si la foto del cachorro en venta se tomó de algún otro sitio web, o si la foto del perfil de su reciente interés amoroso pertenece a otra persona. Para mantenerse al tanto de las últimas estafas, suscríbase a boletines electrónicos como SCAM GRAM y visite sitios web (Fraud.org) e inscríbase para recibir alertas (Alertas de fraude) que comparten noticias sobre estafas. Esto le ayudará a desarrollar un "sexto sentido" para detectar fraudes.

Denuncie las estafas

La denuncia de una estafa puede ayudar a detener a los responsables y evitar que otros consumidores caigan en la trampa.

  • La Federal Trade Commission (FTC) es la principal agencia que recopila informes sobre estafas. Denuncie las estafas en línea en ReporteFraude.ftc.gov. Obtenga más información sobre dónde denunciar ciertos tipos específicos de estafas en la página web de USAGov llamada “Reporte las estafas y fraudes”.
  • Notifique a su oficina estatal de protección al consumidor sobre intentos de estafa.
  • Puede presentar una queja sobre cualquier tipo de fraude en Fraud.org, un proyecto de National Consumers League.
  • Además de alertar al público sobre los fraudes relacionados con la pandemia (COVID-19 Scams), el Department of Health and Human Services de Estados Unidos recomienda al consumidor denunciar el fraude de COVID-19 en el sector sanitario en línea (HHS-OIG) o por teléfono (800-HHS-TIPS [447-8477]).
  • La organización Better Business Bureau le pide al público utilizar el BBB Scam Tracker (rastreador de fraudes) para informarle sobre negocios turbios y ofertas cuestionables.
  • Presente su denuncia sobre sitios web y correos electrónicos fraudulentos, programas malignos y otras estafas de internet al Internet Crime Complaint Center (IC3).
  • Algunas estafas se originan en el exterior. Reporte las estafas internacionales a econsumer.gov.

Guías de Consumer Action

Guía para protegerse contra fraude (Just Say No to Scams: A guide to protecting yourself from liars, cheats and crooks)

Guía sobre estafas comunes (Common Scams: Recognizing and avoiding fraud)

Diga no a las estafas (Consejos breves para protegerse contra el fraude)

Cómo hacerle frente al COVID-19: Evite el robo de identidad y el fraude de cuentas ligados a la pandemia le informa sobre algunos fraudes relacionados con la pandemia, ofrece consejos para proteger sus datos, explica cómo detectar el fraude y el robo de identidad, y describe los pasos a seguir si descubre que resultó víctima.

Published / Reviewed Date

Published: July 11, 2021

Download File

Steering clear of pandemic-related scams (Spanish)
File Name: Scams_COVID_2021_SP.pdf
File Size: 1.41MB

Sponsors

WellsFargoLogo   Fondos proporcionados por Wells Fargo.

Notes

Consumer Action creó esta guía como parte de su proyecto educativo COVID-19 Educational Project.

Filed Under

COVID-19 Pandemic   ♦   Fraud/Scams   ♦  

Copyright

© 2020 –2021 Consumer Action. Rights Reserved.

 

Tags/Keywords

 
 

Quick Menu

Facebook FTwitter T